Fisioterapia, todavía un trabajo en progreso en México

Resumen

Julio Abraham Zúñiga, fisioterapeuta en la Ciudad de México, habla con Expat Assurance sobre cómo, a pesar de crecimiento sólido, el conocimiento de su disciplina sigue siendo bajo. Discutimos cómo el hábito estadounidense y europeo de buscar un tratamiento completo a largo plazo para una lesión, incluida la fisioterapia, no es común aquí y cómo cambiar esta tendencia.

Q: ¿Cuál es el estado actual de la fisioterapia en México? ¿Qué se puede hacer para ayudar a mejorar su estado? 

Julio Abraham Zúñiga: Actualmente en México la fisioterapia se encuentra en un camino relativamente nuevo, aunque la fisioterapia a nivel mundial tiene muchos años de existir. En México es una disciplina de la salud que está creciendo muy rápido y con gran auge, aún falta un gran camino por recorrer con respecto a educar la población en México sobre la importancia de la fisioterapia. No es solo como una herramienta en casos de lesiones o enfermedades, sino también como una medida preventiva.

Actualmente se necesita más apoyo más su crecimiento en el país no solo como una carrera universitaria, sino también como un área de investigación. México, por ser un país con una gran diversidad en población, se puede prestar para ser un lugar donde se pueda invertir mucho en materia de investigación en salud con respecto a la fisioterapia y rehabilitación. Al igual que se podría trabajar en conjunto con instituciones gubernamentales para el apoyo, difusión y promoción de la fisioterapia y rehabilitación en México.

Q: ¿Cómo cree que ha evolucionado la comprensión de la fisioterapia entre sus pacientes, tanto extranjeros como mexicanos?

Zúñiga: Cada vez es más amplia la comprensión y la manera de ver la fisioterapia, principalmente con mexicanos que, por razones culturales, se están más acostumbrados a solo acudir a una terapia cuando realmente los dolores o molestias ya son muy fuertes. Todavía existe una cultura muy grande aún de confianza en otro tipo de tratamiento que carecen de bases reales científicas y evidencia. Por un lado, un labor que se tiene como fisioterapeuta es el de crear conciencia en la población del valor que tiene la fisioterapia como ciencia de la salud, ya que lo que busca primordialmente es la calidad de vida de la población.

Con relación a una población extranjera el contraste es muy marcado. La mayoría de las personas foráneas tienen más de esa conciencia de salud, cuidado y prevención en su persona. Generalmente los extranjeros dan un seguimiento completo a un tratamiento y en México muchas personas no lo acostumbran así. Un extranjero a mi parecer tiene una visión más amplia de que engloba la fisiatra, esto puedo pensar que es por la concientización a la que han sido expuestos en otros lugares al igual que culturalmente existe una prioridad por  el bienestar y calidad de vida.

Q: ¿Cuál ha sido tu viaje como fisioterapeuta?

Zúñiga: En términos generales ha sido un viaje muy bonito donde he aprendido muchas cosas no solo académicas, también sobre la vida y los seres humanos.  El hecho de poder ayudar a una persona que este o haya pasado por algún momento difícil en términos de salud, crea en ti una satisfacción, pero también al mismo tiempo una conciencia solo de lo frágil que puede llegar a ser la vida sino también el cómo repentinamente puede cambiar y como tú puedes ayudar a alguien a recobrar esa parte que en algún momento se perdió. Por otro lado, también existen las frustraciones cuando te encuentras con un caso de algún paciente que sabes que no podrás ayudar al cien por ciento y el miedo a no poder lograr los objetivos. Ese miedo es algo que hace que siempre te mantengas en constante preparación y al día de las nuevas cosas que ocurren alrededor de la fisioterapia

Q: ¿Cómo te interesaste en la disciplina?

Zúñiga: La vida me fue guiando por casualidad o tal vez destino. Yo comencé antes de la fisioterapia con la carrera de preparador físico, en la cual me dediqué mucho tiempo al entrenamiento personal y a las artes marciales, dado que estaba muy involucrado en el deporte de competencia fui notando algunas necesidades momentáneas y a futuro que se podrían aplicar a ámbito de trabajo. Fue entonces cuando conocí la osteopatía y vi que existía algo más allá que solo entrenar a una persona o ayudar a alguien a quien se le dio como tratamiento realizar ejerció o fortalecer una lesión con la osteopatía. Después, se me fue cambiando la mirada hacia la fisioterapia y  mi forma de contemplar al cuerpo humano.  Me di cuenta de que no se trata de atender una enfermedad o patología.  pero más bien, se está tratando a seres humanos y eso cambió mi forma de ver al cuerpo humano y sus enfermedades a una forma más holística.

Q:  ¿Cómo ves el aumento de los “tratamientos alternativos”, como la terapia de masaje y el reiki?

Zúñiga: Pienso que son disciplinas que también son necesarias.  Muchas de las veces las personas no necesitan de un tratamiento médico complejo tal cual. A mi punto de vista yo creo que, si a la persona le sirve, funciona y ayuda está muy bien. Creo que cualquier tratamiento con el fin de ayudar a un ser humano se validó.

Q: ¿Cómo se regula la fisioterapia en México, a diferencia de EE. UU. O Europa?

Zúñiga: Actualmente en México existen colegios encargados de la regulación de la fisioterapia. Estos colegios son de nivel mundial como la Asociación Mexicana de Fisioterapia (AMEFI) y el Colegio Nacional de Terapia Física A.C. que son respaldadas por la World Confederation for Physical Therapy. Es decir, en materia de regulación en México se encuentra en un nivel mundial, pero la tarea que queda es la de educar a los ciudadanos a considerar a la fisioterapia como alternativa viable y segura para un tratamiento.

Q: ¿La fisioterapia está cubierta por seguros mexicanos e internacionales? ¿Cómo ha sido tu experiencia con las compañías de seguros de tus clientes?

Zúñiga: Actualmente en México muchas aseguradoras, tanto mexicanas como extranjeras, cubren los gastos de fisioterapia. En mi experiencia personal aún no he tenido la oportunidad de trabajar en conjunto con una aseguradora en particular, pero es común con clínicas grandes y hospitales que cuentan con el servicio de rehabilitación.

Contacto Julio Abraham Zúñiga:

Terapia Física Coyoacan :

Calle Nahuatlacas 95, Lote 11, Col. Ajusco, Coyoacan
Lunes a viernes – 16-21h
Sábados y Domingo – 12-20h
Por cita previa

Tel: 55-67-03-63-11
Correo: j.abraham.zuniga@gmail.com

¡Haga una cita con nuestros expertos en seguros!

Estamos aquí para ayudarte! Una consulta gratuita responderá a todas sus preguntas.

Eso también es interesante:

Menu

Menú

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio. Si continúa usando nuestro sitio, asumiremos que acepta el uso de cookies.
This website uses cookies and third party services. OK