¿Por qué los costos de la atención médica continúan aumentando en América Latina?

Resumen

Renovar una póliza de seguro médico año tras año puede ser doloroso.

A medida que se aproximaba el 2018, Expat Assurance pensó que sería interesante explicar por qué sucede esto. Nuestros clientes pueden sentirse frustrados con las aseguradoras cuando los precios suben, pero estas decisiones no se toman a la ligera.

¿POR QUÉ?

¿Cómo se calcula el precio de un seguro médico?

Mediante una ecuación entre los riesgos asumidos por el contrato de seguro y las previsiones de reclamos o gastos.

En cada lanzamiento de un nuevo producto, las compañías de seguros confían en su experiencia previa para establecer los criterios mencionados anteriormente, de ahí la importancia de firmar un contrato con una aseguradora con experiencia y especializada.

Importante: Debemos ser muy cuidadosos; las soluciones económicas pueden ocultar una estrategia de anzuelo y en el mediano plazo el producto puede desaparecer completamente o los precios pueden volverse exorbitantes.

El otro punto clave es el volumen de negocios; una empresa pequeña será mucho más vulnerable ante reclamaciones costosas que pondrán en peligro sus otras soluciones, mientras que una gran empresa que gestiona grandes volúmenes puede dividir sus resultados en miles de contratos.

¿De dónde vienen los incrementos?

Acabamos de ver que están relacionados con la experiencia de pérdida del producto, es decir, los gastos realizados por todos los asegurados.

Por supuesto, mientras más viejos seamos, más frecuentes y altos serán los gastos, por lo que las primas aumentan lógicamente con la edad (los últimos cinco años de vida representan el 50% del gasto total en salud).

Importante: ¡Atención! No todos los productos de seguros ofrecen productos de por vida, así que tenga mucho cuidado. Algunos cancelan contratos a los 65 o 70 años.

En este caso, sin tomar en cuenta los principales riesgos de pérdida por vejez, ¡sus tarifas serán más atractivas!

La otra razón es el aumento del costo de la atención médica en todos los niveles, donde varios criterios entran en juego.

De hecho, en el continente americano, nuestros asegurados se dirigen exclusivamente al sector privado, que no está sujeto a ninguna regulación tarifaria, contrario a lo que sucede en Francia. Los médicos aplican los honorarios de su elección, al igual que los hospitales, lo que nos lleva a costos hasta 15 veces más altos que en Francia y aumentos que dependen de la buena voluntad de los profesionales de la salud.

También observamos el consumo excesivo de procedimientos médicos, incluyendo cesáreas, resonancias magnéticas, consultas con especialistas (ya que no es necesario visitar, en primer lugar, a un médico general).

Consecuencias macroeconómicas

También es necesario comprender los contextos locales y cómo las situaciones económicas nacionales pueden afectar las primas del seguro médico.

Por ejemplo, las economías más grandes de América Latina enfrentan una inflación creciente: 3.58% para Brasil contra 5.91% en México en 2017. Ambos vieron sus monedas deslizarse hacia abajo frente al dólar estadounidense, lo generó un aumento en los precios de las importaciones médicas. Desde principios de 2016 hasta principios de 2017, el peso mexicano se depreció un 18.3% frente al dólar.

Esta última razón, en particular, puede explicar los costos de los seguros en América Latina que superan la inflación. Las aseguradoras están utilizando estos aumentos como una forma no sólo de compensar los costos actuales, sino también de protegerse de los aumentos futuros.

Finalmente, ambos países tienen estilos de vida similares que también contribuyen a que el costo de la salud se dispare. En el informe, Global Medical Trend Rates 2017, publicado por la consultora Aon Hewitt, algunos problemas familiares se hacen evidentes.

En 2016, México registró un aumento de 5.2% en el gasto en salud, que se espera alcance el 5.4% en 2017. En Brasil, la situación ha empeorado aún más, con un aumento del gasto en salud de 8.1% contra una inflación de 2.9%.

Los problemas de salud que afectan al mundo entero son particularmente graves en América Latina. Algunos de ellos son la obesidad, el estilo de vida sedentario, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Estas condiciones representan desproporcionadamente la mayoría de las consultas médicas, relacionadas con la hipercolesterolemia, obesidad, hipertensión, estrés y falta de actividad física.

Monica Ham, subgerente de reclamaciones y beneficios para empleados en Aon México, culpó a “las malas decisiones que toman las personas en relación con su estilo de vida, que incluyen fumar, dietas poco saludables, inactividad física y alcohol”.

¿CÓMO?

Si bien la responsabilidad personal es importante, las elecciones que enfrentan los consumidores en México y Brasil no son las mismas que en Francia o Estados Unidos.

Alrededor del 14% de los adultos mexicanos tienen diabetes y el 64.4% de la población tiene sobrepeso. En Francia, esos mismos padecimientos llegan al 5.4% y al 40%, respectivamente y aunque siguen siendo porcentajes altos, están significativamente mejor.

Es muy fácil culpar a las personas por sus decisiones. Las campañas de nutrición, el ejercicio físico en las escuelas, los espacios verdes y el tiempo para relajarse, son más frecuentes en las economías desarrolladas. Tomemos como ejemplo a la Ciudad de México.

Los franceses tienen una semana laboral de 35 horas, mientras que los mexicanos trabajan un promedio de 43 horas, la mayor cantidad en la OCDE. En México, el tiempo promedio de viaje al trabajo es de 81 minutos, lo que deja poco tiempo para el ejercicio. En las escuelas, la importancia de la educación física es mínima y tan solo el 33% de los niños practica algún deporte regularmente. La inseguridad en la capital mexicana es también un factor importante y en las ciudades francesas dista mucho de alcanzar el mismo nivel.

Esta multitud de problemas contribuye al aumento de los costos de la atención médica y continuará haciéndolo a menos que se tomen medidas importantes para abordarlos. Y si los costos de salud aumentan,los costos de los seguros médicos aumentarán también.

En ExpatAssurance, siempre estamos buscando la solución de seguro médico que mejor satisfaga las necesidades de nuestros clientes. Trabajamos con aseguradoras acreditadas y verificamos que sus precios no aumenten de manera irracional. Pero entendemos que la renovación cada año es desagradable, aun cuando es necesaria.

por Benoit Larrouquis, Fundador, Expat Assurance.

¡Haga una cita con nuestros expertos en seguros!

Estamos aquí para ayudarte! Una consulta gratuita responderá a todas sus preguntas.

Eso también es interesante:

En EEUU, la sanidad es un auténtico negocio, y recibir tratamiento suele ser caro, incluso muy caro

Menu

Menú

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia en nuestro sitio. Si continúa usando nuestro sitio, asumiremos que acepta el uso de cookies.