Las quejas son frecuentes: lenguaje opaco, rechazo inexplicable de reembolsos, escalada de trámites. Los contratos para seguros médicos tradicionales parecen ser un producto medieval.

Existe una gran necesidad de transparencia entre las aseguradoras, las farmacias especializadas, los hospitales, los médicos y los clientes.

¿Qué es un contrato inteligente?

Los contratos inteligentes parecen ofrecer una solución. Partiendo del modelo blockchain, en el que basa auge de las criptomonedas, estos contratos inteligentes eliminan muchas dudas entre clientes, aseguradoras, hospitales y fabricantes de medicamentos.

Aquí hay una explicación rápida de los contratos inteligentes:

– Este es un código de computadora preescrito.

– Los contratos inteligentes se implementan, replican y luego se ejecutan en una red informática distribuida (blockchain o cadena de bloques).

– Los contratos inteligentes tienen la capacidad de realizar actualizaciones en el registro compartido y se les puede permitir realizar pagos.

Considere la siguiente situación:

  • Los hospitales, las aseguradoras y los fabricantes de medicamentos acuerdan los precios de los medicamentos recetados. Luego escriben estos contratos y los ponen en el blockchain. El blockchain asegura que estos contratos estén encriptados y que únicamente los usuarios autentificados y autorizados pueden acceder a ellos.
  • El seguro reembolsa al fabricante cuando los pacientes piden un medicamento con receta. Este pago se desencadena a través del contrato inteligente cuando se cumplen las condiciones adecuadas.
  • Los contratos se establecen para que cada vez que un paciente reciba atención (consulta médica, procedimiento médico, etc.), se realice una entrada en el blockchain. El contrato ejecuta los reembolsos de los reclamos del pagador al proveedor.

Estos contratos también permiten crear un sistema nuevo, independiente e inmutable en el que todos los registros de los pacientes sean seguros. Crea una nueva industria de salud digital. Tiene muchas ventajas sobre los sistemas utilizados actualmente.

En primer lugar, una gran ventaja es la facilidad de acceso y transparencia para ambas partes: médicos y pacientes.

Los pacientes verifican sus datos

En el estado actual de la atención médica, los pacientes no tienen acceso a sus historias clínicas. Una gran desventaja del sistema es que el paciente no sabe cómo se usan esos datos. Como resultado, enfrentamos dificultades en la cooperación y el tratamiento porque los pacientes no confían.

Ahora, los datos personales del paciente se pueden almacenar en el blockchain usando diferentes formas que sean más convenientes para los pacientes. Algunos datos como enfermedades, exámenes, pruebas de laboratorio y medicamentos con receta se pueden cifrar de forma segura. Después de poner toda esta información en la cadena de bloques, un paciente obtiene una clave privada para acceder a los datos. Entonces, todos los archivos personales del paciente solo pueden usarse si él lo permite.

Además, los contratos facilitan la cooperación. Digital Health es un sistema multidisciplinario que incluye una variedad de partes interesadas, incluyendo a médicos, investigadores y científicos con una amplia gama de conocimientos en salud, ciencias sociales, economía de la salud y administración.

Como resultado, la cooperación de las diferentes ramas facilita el proceso de diagnóstico. Incluso ahora, algunas enfermedades difícilmente pueden ser diagnosticadas. Como resultado, el tratamiento se vuelve difícil debido a la ausencia de síntomas, una patología desconocida, etc.

Mediante contratos inteligentes, un cirujano o un médico pueden ponerse en contacto fácilmente con científicos e investigadores, y discutir y revisar los posibles síntomas de la enfermedad y pensar en tácticas terapéuticas o quirúrgicas.

Esto ocurre mientras el paciente tiene control total sobre su información.

No es necesario preocuparse por la seguridad de los datos personales. En caso de que la información sea utilizada por un médico, una farmacia o un laboratorio de investigación, la identidad del paciente permanece anónima y el paciente sabe cómo se usa su información.